Spaziergang durch ParisSpaziergang durch Paris

Un programa para la tierra es el nombre que recibe el documento presentado hace unas semanas por cinco de las mayores organizaciones ecologistas de España (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEOBirdlife y WWF). En este trabajo las diferentes asociaciones han consensuado catorce puntos que presentarán a los candidatos que concurrirán a las próximas elecciones al Parlamente Europeo que, por si aún no os habíais enterado, se celebrarán entre el 22 y el 25 de mayo de este año.

Esta noticia me sirve para pararme a reflexionar sobre la importancia de unas elecciones que están pasando desapercibidas para la opinión pública o que, en el mejor de los casos, está generando un debate absurdo, otro más, en clave nacional; dejando a un lado la relevancia de las áreas gestionadas a nivel europeo.

Las competencias de la Unión Europea delegadas de los estados miembros relacionadas con el medio ambiente, en el más amplio sentido del concepto, son muchas. Agricultura y desarrollo rural (en torno al 40% del gasto de la UE), transportes, tratamiento de residuos, investigación, seguridad alimentaria, energía,… Pero no son las únicas áreas competenciales que nos afectan de forma directa y cotidiana. Hasta los parámetros de calidad del aire que respiramos  se regulan en Bruselas. ¿Habrá algo comparable en importancia con esto, más en una semana en la que París ha tenido que ofrecer transporte público gratuito ante la alerta por los altos niveles de partículas finas en el ambiente?

Si a este hecho le sumamos los datos del último Eurobarómetro especial sobre cambio climático recientemente publicado, donde “el 80% de los europeos cree en el potencial económico de la lucha contra cambio climático”, parece existir cierto consenso en la ciudadanía sobre el valor, económico y per se, de las políticas medioambietales.

Por otro lado no se nos puede olvidar que estas son las primeras elecciones que se celebran tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa que, entre otras cosas, ha reforzado los poderes legislativos del Parlamento Europeo, por lo que debería aumentar más si cabe el interés por los comicios.

Por lo que si estás interesado en temas verdes – seas biólogo, ambientólogo o un desetiquetado de la vida–, y aunque los medios o los partidos no pongan de su parte, infórmate y participa. Debemos de estar atentos a lo que sucede en la UE. Nos compete cada día más.