la Sinceridad

está mal vista

Etiqueta: recursos empresa

Paradigma de la administración electrónica

Una mañana recibo una llamada. Me han seleccionado para hacer un curso online a través del Instituto Andaluz de la Juventud. «Me autoempleo en un negocio online» se viene a llamar la movida. Un par de días más tarde recibo un correo (con todos los destinatarios al descubierto, por supuesto; supongo que querrán  ir haciendo comunidad) en el que me explican los pasos a seguir para confirmar la matrícula. Os los detallo:

  1. Rellenar un formulario tipo que solo se puede obtener en una delegación provincial del IAJ.
  2. Llevar el formulario a cualquier entidad bancaria colaboradora de la Junta de Andalucía, y hacer el pago de las tasas.
  3. Escanear una de las tres autocopias y enviarlas a dos correos electrónicos.
  4. Enviar una de las copias escaneadas por fax (en horario de oficina, claro) y/o hacerlo a dos direcciones personales de funcionarios de la Junta.
  5. Rellenar un sobre, pegarle un sello y mandar el original por correo postal a una dirección de Sevilla.
  6. Si no haces ésto antes de una semana te quedas fuera del curso.

Intenté hacer todo de forma telemática, el problema es que el registro electrónico no funciona con Mac OS X. Virtualizo Windows 7, tampoco funciona. No va con ningún navegador (ni tan siquiera con los recomendados, aquellas versiones de hace 4 o 5 años). La aplicación que genera los susodichos formularios está desfasada y no permite crear los documentos correctamente. Por cierto, documentos que solo se pueden abrir con la última versión de Adobe Acrobat…

¿Tanto cuesta mantener un registro electrónico y una aplicación de pago telemático?

Me pregunto si verdaderamente voy a aprender algo con el curso…

Let’s talk about coworking

Estos días, hablando con Alicia sobre el Cocorocó Saturday Crafter del pasado día 21, recordé que desde hace tiempo tenía pendiente echarle un ojo a las tendencias sobre coworking. Para el que no esté al día, el coworking, o cotrabajo, no es más que parte del llamado consumo colaborativo o sharing economy, del que ya os han hablado por los sitios habituales. Pero mejor que leer todo eso, será echarle un vistazo a este video de apenas minuto y medio.

Hace unos meses los chicos de Ateneo del Sur nos planteamos la posibilidad de alquilar algún local singular, tanto para la actividad de la asociación como para la propia de cada uno de los miembros. Estuvimos barajando algunas posibilidades que nos ofrecia la ciudad, pero finalmente ninguno terminó de convencernos – sobre todo económicamente.

De esa idea surge el coworking. Espacios laborales compartidos entre varias microempresas o trabajadores autónomos. Normalmente una empresa o asociación lleva la gestión del recinto, su limpieza y los servicios básicos – secretaría, teléfono, internet, fotocopiadora y cafetera- y los usuarios solo tendrán que preocuparse de pagar la cuota diaria o mensual. Los locales de coworking disponen, además de una mesa equipada para cada usuario, de una cafetería, una sala de reuniones, sala de descanso…

En la actualidad cada vez hay más alternativas donde elegir, incluida Granada, donde tenemos un buen ejemplo con Cocorocó. Aún así, si alguno está interesado en montar una empresa de coworking, o en recibir los servicios de alguna de éstas, le recomiendo que se pase por las páginas de CoCo, con sus magníficos locales en US, grindspaces, o por ejemplos más cercanos como el portal Coworking Spain o el próximo coworking Spain conference, que será en Madrid a final de mes.

Gracias a iniciativas como éstas, podremos tener nuestra oficina en el centro de una gran ciudad por algo más de 150€ al mes. Es más, si el proyecto de los coworkers de Toronto sigue creciendo, es posible que dentro de poco podamos tener una oficina en cada ciudad del mundo en la que estemos.

Yo estaré pendiente de lo que pase por Cádiz, pues parece que unos compis quieren montar algo pareceido por aquellas tierras. Desde aquí les deseo mucha suerte.

© 2020 la Sinceridad

Tema por Anders NorenArriba ↑